10 agosto 2005

Un día cualquiera

Ayer por la tarde tenia una importante compromiso de trabajo por lo que opte por un traje color negro, camisa amarilla y corbata negra, como llovia me lleve mi abrigo negro, en fin llegue al centro y recibo una llamada de la persona que iba a ver, me cancelaba la cita para el día de hoy, mta, el trafico estaba de la tostada asi que opte por meterme al estacionamiento de vips y tomarme un cafe ya que estaba por ahi, entre, me asignaron lugar en el area de no fumar y ordene un capuchino (soy adicto a la cafeina), y la vi, hacia casi diez años que no sabia nada de ella ni siquiera la habia visto y ahi estaba radiante (como siempre), usaba un traje sastre que le quedaba a la perfeccion, traia un abrigo gris oxford, en eso me ve me saluda de lejos y se deja venir, "Ay wey, que le digo que le digo" fue lo primero que pense, me saludo de manera efusiva y se sento en mi mesa, hablamos de todo y a la vez de nada, me conto que se caso pero tuvo broncas con su marido y se divorciaron, que tiene un trabajo que le obliga a viajar constantemente por el pais y que le va muy bien, en fin que triunfo en la vida, yo le conte igual de mi trabajo que me ha ido muy bien, tb se podria decir que estoy triunfando en la vida, para despedirse me pregunta "¿Por que terminamos?", "No lo sé, simplemente se acabo", le respondí, "Se que sería feliz contigo" me dijo. No supe que responder, solo me puse rojo y dije gracias (respuesta de lo mas pendejo, lo se lo se), se alejo y me quede un rato mas, pedi la cuenta y me sali de ahi sin mirar atras...

2 comentarios:

Lytta dijo...

chale, toda la ternura del post se me acabo al leer el comentario de mau, jajaja, pero me tengo que componer y decir que, fue un lindo encuentro con tu pasado.

besos y abrazos

bonomau dijo...

osh... ay lytta... tú no sabes, esto es cosa de hombres...

ÑEEE!